triangular calefaccion
Representante exclusivo
en Argentina
BAXI
Descubrí la eficiencia de las calderas de condensación
09 Octubre 2017

Descubrí la eficiencia de las calderas de condensación

Las calderas de condensación son las calderas más eficientes del mercado. Logran alcanzar un rendimiento óptimo, superior al 99%.

¿Cómo funcionan las calderas de condensación?
Estas calderas aprovechan el calor latente de los humos procedentes de la combustión. De esta manera, al enfriarlos por debajo de la temperatura de rocío (temperatura en la que el vapor de agua pasa de estado gaseoso a líquido) se libera energía en forma de calor que es aprovechada para calentar el agua del circuito. Esta energía, que las calderas convencionales desaprovechan, puede suponer un ahorro significativo en la factura de gas. Además, la caldera de condensación es más amigable con el medioambiente ya que los gases que desprende son menos contaminantes que los de una caldera convencional.



¿Dónde se utilizan?
Estas calderas tienen como ventaja que permite la regulación de su energía y por lo tanto, de su temperatura. Esto permite que sea la instalación perfecta tanto como sistema de calefacción del agua, como para la calefacción general del hogar. En este caso, su uso principal más destacado es para radiadores, piso radiante y fan coil. En piso radiante es donde se produce la mayor eficiencia, ya que la temperatura oscila entre los 35ºC y 50ºC, algo muy beneficioso de cara a la factura final, porque es la misma temperatura en la que opera la caldera de condensación.



Razones para elegir una caldera de condensación

Ahorro económico:
Aunque la inversión inicial es mayor, en un corto tiempo se amortiza, ya que el menor consumo de energía se traduce en un ahorro en las facturas de gas.

Eficiencia energética: Trabajan a baja temperatura y eso se traduce en ahorro de combustible. Los sistemas de regulación (regulación electrónica, bombas modulantes, termostatos programables) aumentan la eficiencia energética de estas calderas, ya que permiten una mayor adaptación de la potencia producida con respecto a la potencia consumida.

Respeto al medio ambiente: Las calderas de condensación aprovechan mejor los gases que se producen en la combustión por lo que son las que menos gases de CO2, CO y NOX producen.

Volver